Información de Emergencia

Las emergencias verdaderas en ortodoncia son muy limitadas, la mayoría de ellas se pueden remediar en casa. Pero, si se encuentra en una situación que no puede resolver usted, llámenos tan pronto sea posible, para hacerle una cita y resolver el problema. Por lo pronto, vamos a enumerar los problemas más comunes que se pueden presentar durante un tratamiento de ortodoncia y su solución.

Molestia generalizada en dientes:

Cuando usted recién recibe sus aparatos de ortodoncia, puede ser que sienta sensibilidad en sus dientes y boca, y puede ser que no pueda morder con fuerza los primeros tres a cinco días. Esto puede aliviarse haciendo enjuages con agua caliente y sal. Disuelva una cucharada de sal en 8 onzas de agua caliente y enjuage vigorosamente. Si la molestia es severa, tome una aspirina o lo que usted tome normalmente para el dolor de cabeza o cualquier molestia. Los labios, carrillos y lengua pueden irritarse también por una o dos semanas mientras se acostumbran a la superficie de los brackets. Usted puede colocar cera en las regiones donde sienta molestia, en nuestro consultorio le enseñamos cómo hacerlo.

Dientes flojos:

Esto es algo que se espera durante el tratamiento. No se preocupe, es normal. Los dientes se tienen que aflojar primero para que luego se puedan mover. Los dientes van a recuperar su rigidez normal una vez que se encuentren en la posición correcta a la que sean llevados.

Alambre o banda suelta:

No se alarme si esto ocurre. Sucede ocasionalmente. Si un alambre se suelta y empieza a irritar, use un instrumento de punta lisa, como el reverso de una cuchara o el borde de un borrador de lápiz, y con cuidado y gentileza empuje el alambre y escóndalo en los aparatos. Simplemente retírelo de donde le duela. Si la irritación persiste en labios o boca, coloque cera  o un algodón mojado en el alambre para eliminar la molestia. Llámenos cuanto antes para hacerle una cita y revisar sus aparatos. Si algún aparato se suelta, guárdelo y tráigalo con usted.