Tratamiendo Dos Fases

Ventaja de un tratamiento ortodóntico de dos fases:

El tratamiento de dos fases es un proceso muy especializado que comprenden tanto movimientos dentales y cambios faciales. La mayor ventaja de un tratamiento de este tipo es el maximizar la oportunidad de alcanzar el mejor resultado estético, funcional y saludable posible que va a tener la mayor estabilidad al paso del tiempo.

¿Qué puede pasar si me espero a que erupcionen todos mis dientes permanentes?

El sólo tener una fase de tratamiento pasando por alto la de dos fases es que alguien con una discrepancia de maxilares, esto es, el maxilar o la mandíbula mas grande, pueda tener un resultado que no va a tener tanta estabilidad.

Tratamiento de primera fase:

La meta de esta primera fase es el desarrollar el tamaño de los maxilares para que todos los dientes permanentes tengan espacio suficiente y relacionar el maxilar superior con la mandíbula de manera correcta. Los niños algunas veces presentan signos tempranos de problemas en maxilares mientras están en crecimiento y desarrollo. Un maxilar superior o inferior (mandíbula) que está creciendo demasiado o no lo hace lo suficiente puede ser detectada a edad temprana.

Debido a que los niños crecen rápidamente, pueden beneficiarse enormemente de una fase temprana de tratamiento ortodóntico utilizando aparatos que dirigen el crecimiento de ambos maxilares, mejorando su relación. Así, se puede establecer una buena fundación, dando el espacio adecuado de los dientes permanentes por erupcionar, y de esta manera se puede prevenir el extraer dientes permanentes posteriormente para corregir apiñamiento dental, o incluso evitar cirugías para alinear los maxilares. Dejar tal condición sin tratar puede resultar en una discrepancia de maxilares severa que no puede ser corregida con el solo tratamiento de ortodoncia.

Se necesitan registros de ortodoncia para determinar el tipo de aparatos a utilizar, la duración del tratamiento y la frecuencia de las citas. Los registros consisten en modelos de estudio, fotografías y radiografías.

Período de descanso:

En esta fase se deja que erupcionen los dientes permanentes que falten. Los aparatos de retención se ajustan periódicamente para evitar la erupción de éstos dientes. Al final de este período se descontinúa el uso de retenedores para que no intervengan en el proceso final de erupción. Una primera fase de tratamiento exitosa habrá logrado el espacio necesario para la erupción de dientes permanentes, aunque puede ser posible que no se encuentren es su posición ideal. Esto se logra en la segunda fase de tratamiento. Hay ocasiones en que se extraen dientes primarios (de leche) para ayudar a la erupción de dientes permanentes.

Segunda fase de tratamiento:

La meta principal de esta fase es el asegurar que cada diente esté localizado en la boca donde tenga armonía con los labios, carrillos, lengua y el resto de los dientes. Cuando se logra este equilibrio, los dientes funcionan en conjunto adecuadamente. El uso de retenedores es indicado al final de esta fase para asegurar que mantenga su sonrisa deseada.