Tratamiento Quirurgico con Ortodoncia

Tal como la ortodoncia reposiciona dientes, la ortodoncia quirúrgica (también conocido como cirugía ortognática) corrige irregularidades en los maxilares para mejorar la habilidad del paciente para comer, hablar y respirar así como mejorar la presencia personal. En otras palabras, la ortodoncia quirúrgica alinea sus huesos maxilares. Moviendo los maxilares también mueve los dientes, así que la ortodoncia con brackets siempre está presente al mover maxilares. Esto ayuda a que los dientes estén en una relación adecuada al mover los maxilares.

El ortodoncista es el especialista que va a indicar si una cirugía ortognática junto con cirugía es indicada para pacientes adultos que ya no están en crecimiento y con problemas faciales y maloclusiones. El crecimiento en maxilares usualmente termina a los 16 años en niñas y 18 años en niños. El crecimiento debe de haber terminado antes de que se pueda hacer la cirugía. Los movimientos dentales sí pueden iniciar antes de que el crecimiento concluya.

Durante su tratamiento de ortodoncia, los dientes se mueven con los brackets, estando puntual en sus citas. Mientras se mueven, puede ser que parezca que su mordida empeora en vez de mejorar. Pero cuando sus huesos maxilares queden alineados correctamente después de la cirugía ortognática, sus dientes van a quedar en sus posiciones indicadas.

La cirugía se realiza en hospital o en un quirófano especializado con un cirujano oral. El procedimiento puede tomar varias horas dependiendo de la cirugía. En cirugía de mandíbula, el hueso mandibular detrás de los dientes es separado y la porción que contiene a los dientes se mueve hacia delante o atrás, según se necesite. En cirugía de maxilar superior, este hueso se puede reposicionar hacia delante o atrás, hacia arriba o abajo. Hay algunos movimientos que necesitan que el maxilar se separe, añadiendo o removiendo hueso para lograr la relación adecuada.

Después de terminada la cirugía, usted debe ser capaz de regresar a la escuela o trabajo dentro de dos semanas. Después del período de alivio del procedimiento (4-8 semanas), el ortodoncista detalla su oclusión. En la mayoría de los casos los brackets se retiran dentro de 6-12 meses después de la cirugía. Al final se le indica usar un retenedor para conservar los resultados obtenidos.